9/19/2008

La crisis financiera y el prestamista de última instancia.

¿Debe el Estado intervenir como prestamista de última instancia? Si analizamos la crisis financiera de modo general tendríamos que decir no. No ha servido de nada gastar más de 816 mil millones para salvar a unos cuantos accionistas y empleados. Ese dinero es finalmente dinero que se le ha robado a los contribuyentes que son obligados a pagar impuestos. Y para eso quieren ver resultados que los beneficie a ellos y no a otros.

Pero si lo observamos mas detalladamente se observa que el porque la función de prestamista de última instancia no ha servido. Para salvar a Bear Stearns otorgó casi 30 mil millones para facilitar la venta a JP Morgan Chase. Posteriormente tomó el control directivo de las dos empresas hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac pagando 100 mil millones para cada una. Posteriormente, cuando el banco Lehman Brothers estaba en dificultades, un banco inglés (Barclays) y uno gringo (Bank of America) quería comprarlo, exigieron una facilidades parecidas a las que dio para la compra de Bear Stearns. Sin embargo, esta vez el gobierno dijo NEL. El motivo: el gobierno no va a salir a salvar a cada banco que este quebrado. Pero sólo un día más tarde surgió el rumor que el gobierno iba a nacionalizar la aseguradora American International Group. Para tomar el control de la empresa se gastaron 85 mil millones de dólares.

Si observamos con detalle podemos ver que el gobierno ha tomado unas decisiones muy distintas:
a) No intervenir como en el caso Lehman Brothers, que no es el único. Ha habido varios bancos que han quebrado pero de tamaño insignificante para la Casa Blanca.
b) Ofrecer líneas de crédito y otras facilidades para que los bancos sean comprados por otros como el caso de Bear Stearns.
c) Nacionalizar como en los casoso de Fannie Mae, Freddie Mac y American International Group.

En mi humilde opinión esta ambigüedad es la que ha provocado que la función de prestamista de última instancia no este sirviendo. No hay seguridad, parece que depende del humor con que se levante Bush. Y así la función de prestamista de última instancia provoca más incertidumbre que si no hubiera y se dejara quebrar el sector financiero. Parece que las lecciones de 1929 no han sido aprendidas. Pero también cuando interviene el gobierno genera más ruido. A veces nacionaliza y otras veces apoya las fusiones. A mi parecer la nacionalización es errónea. Lo que hace el gobierno es salvar a los accionistas, como si estos fueran las víctimas de la crisis. Todo inversionista sabe que su inversión tienen un riesgo y si se pierde pues ni modo. Lo que debió haber hecho el gobierno es tomar ese dinero y repartirlo en la población que tiene hipotecas y que tiene dificultades en pagarlas. Esas son las verdaderas víctimas. Ser un ciudadano imbécil y endeudarme demás no es delito y menos en EEUU, donde el nivel educativo es tan decadente y donde el candidato republicano ni siquiera sabe quien es el Señor Zapatero. Pero lo que entregan hipotecas sabiendo que la gente no lo pueden pagar si es un delincuente, por lo que ni los empleados ni los accionistas de esas empresas deberían recibir un centavo del erario público.

Creo que la mejor forma de intervenir en el mercado como gobierno debe ser la de facilitar dinero y crédito tanto para la población afectada como a las empresas sanas que están interesadas en adquirir estas empresas quebradas como se hizo en el caso de Bear Stearns y JP Morgan Chase.

Algunos articulos y videos interesantes:

- Alejandro Nadal. Súper rescate en Wall Street: ¿funcionará?

http://www.jornada.unam.mx/2008/09/24/index.php?section=opinion&article=028a1eco

- Let's Play "WALLSTREET BAILOUT" The Rules Are... Rep Kaptur
http://www.youtube.com/watch?v=S27yitK32ds
http://www.youtube.com/watch?v=mbD62gNi9WE&feature=related

Etiquetas: , , , , , ,